Hombre honesto busca…

Adem Koyuncu recorre una y otra vez las curvas con la mirada. Nadine Vera se acerca directamente tras comentar “el interior es lo que cuenta”, mientras que Sebastian Windgätter se cuestiona pragmáticamente cómo afectaría a su bolsillo la posible relación. Thomas Preiß va un paso más allá y siente la textura, palpa el material, desliza las yemas de los dedos sobre las prominencias. Para Sarah Anthes es amor a primera vista: “Me puedo imaginar mis próximas vacaciones con él”, dice haciendo planes de futuro. El objeto del deseo al que los cinco compañeros se aproximan, cada cual a su modo, es el miembro más joven de la familia Opel: KARL, el pequeño compacto.

 

Ya se han publicado las primeras fotos y se puede encargar desde mediados de febrero, pero la posibilidad de ver en vivo el nuevo utilitario está reservada, por ahora, a unos pocos. En exclusiva para Opel Post, nuestros compañeros han dedicado una hora larga a explorar el KARL. El lugar de la primera cita no es negociable: debe ser “en casa de él”. Los cinco visitantes entran curiosos en la amplia sala de exposición del, por lo demás, herméticamente blindado centro de diseño de Rüsselsheim. La tela azul que en un primer momento cubre el KARL se desliza hacia abajo. ¡Ya puede comenzar la cita! Y cuando los compañeros se encuentran con un nuevo miembro de la familia Opel, no es de extrañar que haya ciertas reservas.

 

1T9B9968_bearb

»

“Este es un modelo básico que se puede mostrar con orgullo”. 

Adem Koyuncu

 

No ha pasado ni un minuto y las manos ya están por todas partes. Se pulsan todos los botones, se exploran las rendijas con el dedo índice, se abre el capó, se prueban los asientos traseros, se acapara el volante. Sólo Adem Koyuncu (32) permanece a cierta distancia, inclina ligeramente la cabeza y contempla la cubierta exterior disfrutándola en silencio como si fuera una valiosa obra de arte en un museo. “Es incluso mejor que en las fotos”, aprueba con la cabeza antes de añadir: “Mucho mejor”. Este mecánico industrial del taller de pintura de Rüsselsheim evalúa el nuevo coche: voladizos cortos, atractivas proporciones, pero también carácter. “La forma de álabe de los laterales es característica del diseño escultural de Opel, está muy lograda. También las líneas que atraviesan los tiradores de las puertas son muy elegantes”, comenta. En esta clase, los competidores han presentado una nevera sobre ruedas, agrega. “Este es un modelo básico que se puede mostrar con orgullo”.

 

1T9B9960_bearb

»

“¿De verdad que el coche cuesta menos de 10.000 euros?”

Thomas Preiß

 

La ventanilla baja suavemente, y Thomas Preiß (51) mira hacia fuera. El empleado de Industrial Engineering sujeta el volante con aire desenvuelto. “¿De verdad que el coche cuesta menos de 10.000 euros?”, pregunta mientras recorre con los dedos las aplicaciones cromadas de los controles en el salpicadero. “Son iguales que en el Astra”, dice con admiración. “Diseño de alta calidad en dos colores. Muchos espacios portaobjetos, incluso sobre la guantera. IntelliLink. Sencillamente todo lo que se necesita”, cuenta sin dejar de explorar. Cuando pulsa el botón de la calefacción del volante con un “esto le encantaría a mi mujer”, el KARL empieza a inquietarse.

 

1T9B9965_bearb

»

“Aquí… caben… tranquilamente… dos… cajas… de… agua”

Sebastian Windgätter

 

Sebastian Windgätter (35) se ha subido al maletero y se balancea arriba y abajo; y con él, el coche. “Aquí… caben… tranquilamente… dos… cajas… de… agua”, dice al compás del movimiento. En materia de coches, se considera a sí mismo una persona pragmática. “Tiene que ser funcional y económico”, agrega el empleado de Quality Support. Y, por supuesto, seguro. Como si hubiera estado esperando oír esta palabra, Martin Golka, experto en marketing de Opel, se coloca junto al maletero y los dos empiezan a hablar sobre utilidades como el avisador de cambio involuntario de carril, la asistencia para salidas en cuesta y el control de crucero. Para los pragmáticos, acceder a un seguro más barato puede ser el factor decisivo. “¡Vaya precio y vaya coche!”, exclama el mecánico industrial, quien al final no parece tan reacio.

 

1T9B9954_bearb

 »

“El aspecto no me interesa. A mí lo que me gusta es saber cómo funciona”

Nadine Vera

 

¿Y qué hacen las dos mujeres del quinteto de exploradores? Las dos tienen la cabeza metida desde hace un rato en el capó. El color de pelo de Nadine Vera (32) se parece asombrosamente al de la carrocería. Pero: “El aspecto no me interesa. A mí lo que me gusta es saber cómo funciona”. Esto es producto de su carrera de filosofía interrumpida con éxito, dice riendo. Desde hace nueve años trabaja en el taller de mantenimiento de Rüsselsheim, donde fabrica, por ejemplo, piezas para engranajes. Y en su tiempo libre pone a punto su camioneta. “Tiene un motor de tres cilindros y un litro. Es muy silencioso”, interviene Sarah Anthes, ayudante en la planta de carrocerías de Rüsselsheim. La joven de 24 años reconoce ser una auténtica “apasionada de los coches”. Su familia lleva tres generaciones trabajando en Opel, así que se ha criado escuchando hablar sobre motores. Las dos mujeres comentan la ubicación del motor. Los detalles en los que se ve que el KARL ha sido diseñado especialmente para este motor. “Se ha aprovechado el espacio de manera óptima”, dice Anthes.

 

1T9B9977_bearb

 »

“Me puedo imaginar mis próximas vacaciones con él”

Sarah Anthes

“Eh, pero si es un cinco plazas. Todos adentro”, grita Adem Koyuncu acercándose al KARL. “Haz sitio”, “Yo quiero en el medio”, “Espera, he conectado mi móvil”, “Otra canción”, “Cierra la puerta”. Y por fin silencio después de una hora. Todos se sientan sin decir nada. En los altavoces suena suave la canción “I gotta feeling”. “¿Alguien tiene la llave del contacto? Me apetece mucho dar una vuelta”. Parece que el KARL ha causado muy buena impresión en la cita a ciegas.

Estampa atractiva

Opel_KARL_3_1

¿Tú también estás harto de aventuras impetuosas?

¿De citas rápidas con mucho ruido y boato?

¿Sueñas con sentar cabeza de una vez y disfrutar de una relación estable? Entonces ven a conocerme. Soy un caballero sensible e inteligente. Soy tranquilo, pero también emprendedor y seguro de mí mismo. Lo que más me gusta es recorrer las grandes ciudades. En ellas te mostraré lo bien conectado que estoy y lo importante que es la comodidad en el día a día. No se necesita mucho. Sólo tienes que traer tu móvil, recostarte y descubrir conmigo lo emocionante que puede ser el mundo. Mis asistentes personales se encargarán de garantizar en todo momento y lugar nuestra seguridad. Así que si sientes curiosidad y además te atraen los hombres de cuerpo fornido y con la amable sonrisa de Opel, llámame.

Palabra clave: KARL