«Compartimos fórmulas
de éxito en todo GM»

 

 Portrait


Sobre la persona


Phil Kienle nació el 14 de diciembre de 1962 en Columbus, Ohio (EE. UU.). Comenzó su carrera en GM como Associate Manufacturing Engineer en 1986. Kienle escaló rápidamente en la organización de producción y ocupó numerosos puestos en varios centros de General Motors en los EE. UU. hasta llegar a director de la fábrica de Lansing Grand River.

Su último cargo fue como Vice President Manufacturing de GM China y GM International (GMI). A partir de 2007 se responsabilizó de las operaciones de fabricación de GMI en regiones como Corea, Australia, África, Asia, Uzbekistán y China.

Opel Post: Sr. Kienle, tiene más de 30 años de experiencia en GM. ¿Cómo cree que ha cambiado la empresa?
Phil Kienle: Ahora somos mejores en compartir buenas prácticas, o sea fórmulas de éxito, en la organización a nivel mundial. Con Jim DeLuca al frente de Global Manufacturing, aprovechamos mejor el hecho de producir en varias regiones del mundo. En mi opinión, la colaboración dentro del Grupo ha mejorado mucho.

¿Puede darnos un ejemplo?
Los procesos introducidos en materia de seguridad son mucho mejores ahora que en el pasado, a pesar del accidente mortal que tuvimos hace poco en Rüsselsheim. Este trágico suceso demuestra que necesitamos más mejoras. Pero estamos avanzando en la dirección correcta, y confío en que haremos grandes progresos si nos mantenemos en este rumbo. Además, nuestro interés en este momento es la productividad. En Europa, especialmente, se han hecho muchos adelantos. Aún así, todas las plantas pueden mejorar su productividad. Cuando decimos que no lo podemos hacer mejor es cuando perdemos.

Lleva ya varias semanas en Alemania, ¿qué le parece vivir y trabajar aquí?
Llegué directamente de Singapur. Allí brilla el sol todos los días. Eso no ocurre aquí, ¿verdad? Pero la primavera aquí es realmente maravillosa. La gente es muy amable, y me ha sorprendido la cantidad de personas que hablan inglés. Tampoco me esperaba tanta diversidad cultural. Es una cultura abierta y acogedora. Solo he tenido experiencias positivas hasta ahora.

¿Ya habla algo de alemán?
No, pero voy a intentar aprender. Logré aprender un poco de coreano y chino para defenderme en estos países. Lo suficiente como para sacarme el carnet de conducir chino, así que espero poder adquirir también unas nociones básicas de alemán. Pero debo admitir que no se me dan muy bien los idiomas. Por desgracia, me cuesta mucho aprender otra lengua. Por otro lado, creo que es una muestra de respeto a los empleados de Opel y a Alemania que haga un esfuerzo por aprender lo más que pueda.

 


2016018B8_M3A1076

Una carrera en GM: Kienle lleva 30 años demostrando sus dotes de liderazgo en todas las áreas claves de la producción, como el acabado y montaje final, el taller de pintura, la construcción de instalaciones, la nave de prensas, el montaje de carrocerías y la fabricación de motores.

 

 


¿Qué le motivó a hacerse ingeniero?
Tengo una titulación en ingeniería ambiental. Me apasionaban los temas ambientales. Por eso me hice ingeniero. Nada más terminar la universidad, empecé a trabajar en GM como ingeniero ambiental. Desde entonces, GM ha hecho muchas cosas para reducir su impacto ambiental.

Usted dirige nuestra ofensiva de modelos en la producción, ¿qué cree que falta en la cartera de productos de Opel/Vauxhall?
Al igual que el resto de GM, estamos un poco flojos en la gama de SUV. Pero cuando veo lo que está previsto para los próximos años, no tardaremos en cubrir este hueco. Eso no quita para que todos quisiéramos sacar ya algunos SUV al mercado.

¿Cómo es el coche de sus sueños?
Me gustan los coches deportivos; de hecho, el GT Concept es mi favorito. He producido Corvettes durante seis años y fue uno de mis mejores trabajos. Sería magnífico si tuviéramos un Business Case para construir el GT Concept. Pero no depende de mí.

¿A su familia le gusta vivir en Alemania?
Eso aún está por ver, porque todavía no han venido. Mi hija de 19 años está estudiando en Estados Unidos. Mi mujer y mi hija pequeña todavía están en Singapur y vendrán a Alemania en otoño, cuando empiece el colegio.

Su trabajo le obliga a viajar mucho. ¿También le gusta visitar otros países en vacaciones?
En Europa hay muchos lugares bonitos que ver, así que si viajamos, nos quedaremos por aquí. Tengo muchas ganas, porque mi anterior trabajo me obligaba a viajar mucho. Solía pasar tres semanas al mes fuera de casa, y no eran raros los trayectos de 15 horas hasta el lugar de destino. A veces nos pasábamos semanas enteras recorriendo cada una de las plantas y los centros.

–––

«Me gustan los coches deportivos; de hecho, el GT Concept es mi favorito.»

–––


 

 2016018B8_M3A1198

 

–––

«He estado en Eisenach, Kaiserslautern y Ellesmere Port. El plan es visitar todas las plantas europeas hasta mediados de mayo.»

–––

¿Ha visitado ya alguna planta en Europa?
Sí, he estado en Eisenach, Kaiserslautern y Ellesmere Port. El plan es visitar todas las plantas europeas hasta mediados de mayo. Mi intención con ello es entender bien los procesos de trabajo y sus desafíos. Quiero ver los pros y los contras de cada proceso, buscar oportunidades y fortalezas que podamos utilizar en otros lugares.

Karl-Thomas Neumann es conocido por su interés y participación en los medios sociales. ¿Qué opina usted de ellos y cómo los utiliza?
Felicito a Karl-Thomas por su implicación en los medios sociales. Comparado con él, yo soy un profano en este campo. A lo más que he llegado es a crear un perfil en LinkedIn y lo utilizo para el trabajo.

En su currículo llama la atención que pasaran 13 años desde que se licenció hasta que terminó sus estudios de maestría con 36 años. ¿Qué pasó?
Vaya, ¿pasó tanto tiempo? (ríe) Para mí personalmente fue la mejor manera. Siempre trabajé mientras estaba en la universidad y tuve la suerte de conseguir unas prácticas en GM el último verano antes de terminar los estudios. Después, no quise seguir estudiando. En aquel momento estaba muy contento de haber acabado la carrera y no tenía interés en sacarme otro título superior. Pero después de algún tiempo en la profesión, me di cuenta de que los competidores me sacaban ventaja en sus carreras. La maestría fue el precio que tuve que pagar para seguir siendo competitivo.

Opel sigue empleando hoy día a muchos estudiantes. ¿Les recomendaría que se tomaran un descanso entre la licenciatura y la maestría?
Sin lugar a duda, aunque no sé si deberían esperar tanto tiempo como yo. En cualquier caso, aprendí mucho estudiando la maestría. En general, creo que nunca se es demasiado viejo para aprender.

La última pregunta de nuestra entrevista suele ser acerca de su primer coche…
El primer coche que me compré fue un Pontiac Grand Am de color negro. Su diseño me parecía muy agresivo por entonces. Era un dos puertas con el que se podían hacer muy buenas escapadas.

 Abril de 2016

Entrevista: Harald Schmidt, Maximilian Köhling, Fotos: Andreas Liebschner/Asterion